Tajo Internacional

Frontera centenaria entre España y Portugal que lejos de separar, ha creado lazos entre ambos países llegando a conformar un mismo territorio a través de espectaculares parajes bañados por el Tajo, el río más largo de la península ibérica, testigo de honor de las experiencias turísticas que se han creado en torno al parque internacional que engrandece su presencia en la historia y en un territorio de más de 60 kilómetros de longitud.


En la parte extremeña de este magnífico enclave podemos encontrar localidades como Zarza la Mayor, Brozas, Carbajo, Cedillo o Alcántara. Esta última, visita obligada para contemplar su majestusoso Puente Romano, que goza de un gran estado de conservación. Santiago, Herrera y Valencia de Alcántara también serán del agrado del visitante que quiera adentrarse en sus calles. Si nos vamos al lado luso, nos encontraremos con localidades como Idanha-a-Nova o Castelo Branco.


Un rincón exquisito

Las aguas del Tajo también son el lugar ideal en torno al que disfrutar de experiencias turísticas en las que tiene cabida el deporte, la cultura y la gastronomía. Todo ello en un entorno que nos dejará más que satisfechos. No en vano, el Parque Natural Tajo Internacional es además Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Un rincón exquisito para perderse entre buitres, alimoches y águilas que surcan los limpios cielos de estos bellos y siempre sorprendentes paisajes salpicados por alcornoques, encinas, coscojas, brezos y madroños. Se trata de uno de los últimos refugios de especies amenazadas ligadas al bosque mediterráneo, como la cigüeña negra o la orquídea serapia verde. 

Estamos hablando de biodiversidad de flora y fauna en estado puro.


El parque nos ofrece la posibilidad de disfrutar de él a través de senderos, practicando turismo ornitológico o esperando a la llegada de las estrellas para disfrutar del astroturismo. No obstante, la mejor manera de adentrarse en sus entrañas es hacerlo en el barco bautizado como “Balcón del Tajo”, una oportunidad única de surcar estas aguas llenas de historia. La dimensión cultural del lugar abarca visitas enriquecedoras que nos mostrarán las raíces de estas tierras desde su legado prehistórico con yacimientos y conjuntos monumentales de gran belleza. Y para reponer fuerzas, nada mejor que darle un buen capricho al paladar con la excelente variedad gastronómica rayana.


El Tajo Internacional se ha convertido en uno de los destinos preferidos para explorar la raya hispano-lusa, un lugar repleto de razones que puedes descubrir en cualquier época del año. ¡Qué comience la aventura!


Enlaces de interés