Lago de Alqueva, paraíso entre dos tierras

Hablar de Alqueva es hablar del mayor lago artificial de Europa Occidental. 1.200 kilómetros de costa interior que se han convertido en una de las alternativas de turismo de naturaleza más interesantes y apetecibles que pueden encontrarse en la península.


Sus dominios ocupan territorios de España y Portugal sobre la Raya compartida entre Extremadura y el Alentejo. De hecho, la frontera entre ambos países transcurre durante muchos kilómetros por sus aguas. El lago de Alqueva nació de la presa construida en la localidad portuguesa del mismo nombre, en el Bajo Alentejo. Desde allí, se extiende hasta las inmediaciones de las localidades lusas de Portel, Amieira, Mourão, Moura, Reguengos de Monsaraz o Juromenha. En el lado español nos encontramos con Olivenza, Alconchel, Cheles, Táliga o Villanueva del Fresno. Precisamente estas cinco poblaciones conforman el maravilloso parque temático en torno a este mar extremeño en el que se ofrecen experiencias turísticas en un marco natural único.


Un entorno natural con mucho que ofrecerte El parque temático de Alqueva conforma un paquete turístico en el que casan a la perfección naturaleza, gastronomía, cultura y deporte. Sus territorios cuentan con una zona ZEPA en la que podrás avistar distintos tipos de aves, pasear por corredores ecofluviales, descubrir una flora privilegiada y por supuesto, visitar nuestra dehesa. No te resistirás a degustar los platos típicos que unen los sabores portugueses y extremeños, ni a perderte por los rincones llenos de historia de sus pueblos.


La náutica y el senderismo se dan la mano para regalarte experiencias inolvidables. Los 250 kilómetros de aguas interiores serán el escenario perfecto para que des rienda suelta a deportes como el piragüismo, el kayak o el waterball. Si quieres relajarte, nada mejor que un paseo en barco o un día de playa en rincones de agua dulce que te sorprenderán por la calidad de sus aguas o por sus atardeceres. O si prefieres tierra firme, puedes
realizar rutas a caballo o a pie, excursiones guiadas, gimkanas, actividades multiaventura y mucho más en compañía de los peques de la casa.

Un parque siempre abierto a tus sentidos. Este espectacular rincón transfronterizo no tiene puertas, tarifas, ni horarios. Siempre estará disponible para acoger al viajante inquieto y ofrecerle un sinfín de bondades que no le dejarán indiferente. Una oportunidad extraordinaria para empaparte de España y Portugal, más cerca de lo que crees. Descubre Alqueva, un paraíso entre dos tierras.


Enlaces de interés